Curación después de una lesión traumática en dientes y encías - Lollipop Dental Pediatric Dentistry & Orthodontics

Curación después de una lesión traumática en dientes y encías

La curación óptima después de una lesión en los dientes y las encías depende, en parte, de una buena higiene oral.

Aplique hielo en la mandíbula o la mejilla de su hijo durante 15 o 20 minutos cada hora. Utilice una compresa de hielo, o coloque hielo picado en una bolsa de plástico. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo. El hielo ayuda a prevenir el daño a los tejidos y disminuye la hinchazón y el dolor.

No usar el diente lesionado durante 2 semanas. Masticar comida en el diente dañado puede ejercer demasiada presión sobre el mismo y empeorar la lesión.

Comer alimentos blandos durante 10 días. Los alimentos blandos y los líquidos pueden ser más fáciles de comer mientras la lesión se cura. Los alimentos blandos incluyen puré de manzana, pudín, puré de patatas, gelatina y helados.

Cuide la boca de su hijo mientras se cura. Use un cepillo de dientes de cerdas suaves. Enjuague la boca de su hijo con agua salada tibia (1 cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia). Enjuague 2 veces al día durante 7 días.

Tratar de no usar chupón. Esto ejerce más presión en la zona y puede retrasar la curación.

Las posibles complicaciones después de un traumatismo incluyen: hinchazón o infección de las encías, aumento de la movilidad del diente lesionado, infección o absceso del diente afectado, decoloración del diente lesionado y posible lesión del diente adulto que se encuentra debajo en el caso de lesiones más graves.

Es posible que su hijo no se queje de dolor, sin embargo una infección puede estar presente, por lo que, por favor, vigile cualquier signo de hinchazón de las encías cercanas al diente lesionado.

Scroll to Top
Skip to content